Si me conoces personalmente, o hace tiempo que me sigues, en más de una ocasión me habrás escuchado decir que la mejor cámara es la que va siempre contigo. Sin entrar en detalles técnicos sobre las ventajas e inconvenientes que pueda tener la cámara de un teléfono móvil en concreto, lo cierto es que, si una cámara va siempre contigo es ésta, la de tu teléfono móvil.
Tampoco quiero entrar en el eterno debate sobre si la fotografía móvil es “fotografía pura” porque no se acabaría nunca este debate. Lo que está claro es que la fotografía móvil se tiene que considerar como una disciplina más dentro de la fotografía, punto.
Le des la consideración que le des, el tema es que lo estás usando a todas horas, entonces, ¿porqué no aprender a obtener el mejor rendimiento de él?

1. Conoce la cámara de tu móvil

Para sacar el mejor rendimiento a la cámara de tu teléfono móvil, lo primero es conocer sus ventajas e inconvenientes, porque así puedes salvar sus limitaciones y exprimir sus ventajas.

+Ventajas

-Desventajas

La fotografía móvil puede darte grandes resultados si aprovechas sus puntos fuertes y a superar sus puntos débiles si sabes detectarlos cuando te encuentras ante cualquier escena.

2. La óptica: limpia y reluciente

Pues sí, es el consejo menos fotográfico de todos, pero uno de los más importantes y en el que se suele fallar más a menudo. Nunca tendrás un objetivo en tan “malas condiciones” (huellas, polvo, etc.) como el del teléfono móvil.
Es algo normal, estas todo el día toqueteándolo, lo llevas tirado de cualquier manera en el bolso o en el bolsillo de la chaqueta… Así que te aseguro, que está más sucio de lo deseado y eso va afectar, y muchísimo, a la nitidez de tus fotografías.
Así que ya sabes, antes de ponerte a hacer fotos como un [email protected], limpia bien la óptica con algún material suave (lo ideal es la típica gamuza que utilizas para las gafas de sol, pero a malas, un trozo de tu camiseta, si es de algodón mejor, te será útil).

móvil
La óptica siempre limpia y reluciente

3. Sé consciente del tamaño del sensor de la cámara del móvil

Que seas consciente de las limitaciones de la cámara del móvil, te permite adelantarte a los problemas. Sabes que el tamaño del sensor de los teléfonos móviles es muy pequeño, es por eso que hay que intentar ponerle las cosas fáciles. Tienes que ser realista, no vas a poder hacer según que fotografías con el móvil. Ya verás que la mayoría de los consejos que te voy a dar están relacionados con este aspecto.

4. Luz, mucha luz

Si quieres que tu móvil rinda a la mayor calidad, tienes que buscar entornos con una buena iluminación, y a poder ser que ésta sea uniforme, sin demasiado contraste entre luces y sombras.
¿Y eso por qué? Pues porque el sensor de estas cámaras es muy pequeño, como su rango dinámico, es decir, no son capaces de procesar correctamente las luces y las sombras en una misma escena.
Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer ante estas situaciones, es que busques una fuente de luz lo más homogénea posible, como la luz natural difusa:

5. Evita el flash de tu móvil

La luz del flash de los teléfonos móviles es súper dura y difícilmente te va a dar buenos resultados. Es mejor intentar encender todas las luces que puedas, mover a tu sujeto, o subir la ISO en los ajustes de tu teléfono.
¡¡¡Si necesitas luz, que no sea esta!!!

6. Encuadra bien desde el principio

No cometas el error de “ya lo arreglaré después” porque cualquier recorte que puedas hacer, afectará a la calidad de tus imágenes. Recuerda que los sensores de los móviles son pequeños por tanto la resolución también es más reducida y si empiezas a recortar, perderás calidad y nitidez.
Así que ya sabes, piensa antes de disparar, trata de obtener la mejor imagen posible y, si es necesario, toma 2 ó 3 imágenes para asegurarte.

móvil
Vigila el encudare

7. Sujeta el móvil correctamente

Puede que con lo ligero que es el teléfono nunca te hayas planteado demasiado que la forma que tienes de agarrarlo puede afectar a la calidad de tus fotografías, pero es cierto.
Una buena sujeción con las dos manos, con el cuerpo equilibrado y estable reducirá las trepidaciones.
Hazte con un mini trípode, es indispensable si quieres la mejor calidad posible en situaciones de poca luz o si haces fotografía nocturna.

8. No utilices nunca el zoom digital

¡¡¡Sacrilegio!!! El zoom digital no debería de existir, resta muchísima calidad a las imágenes. Si necesitas hacer zoom, que sean tus piernas las que te acerquen.

9. Nunca fotografíes con un filtro seleccionado

Siempre estás a tiempo de añadirlo con calma en el programa de edición que escojas, pero si la tomas con un filtro determinado y luego no te gusta, no podrás deshacer el cambio y puede que nunca tengas la oportunidad de volver a hacer esa foto.

10. Trabaja con los ajustes manuales de tu móvil

Al igual que con las cámaras réflex, saber cómo funcionan e interactúan los parámetros relacionados con la luz en la exposición, te ayudará a mejorar y a exprimir tus posibilidades hasta el infinito.

Open Camera
Open Camera
Developer: Mark Harman
Price: Free
‎ProCam 8
‎ProCam 8
Developer: Tinkerworks Apps
Price: 8,99 €+

11. Vigila la composición

12. Edición

La fotografía tiene que estar lo más correcta posible cuando salga de la cámara, eso es lo que te dará más posibilidades para trabajarla con una buena edición, obteniendo unos resultados excelentes.
Puedes mejorar tu imagen editando ciertos ajustes: como luces, sombras, contraste o saturación, a cuanto más retoque mayor será la pérdida de calidad.
Y recuerda que la edición de tus imágenes la puedes llegar a hacer desde el propio móvil, no necesitas un ordenador, te dejo enlace a mi tutorial "Edita fotos desde tú móvil o tablet" donde te explico como puedes hacerlo.

Realmente es muy difícil no caer rendido ante los encantos de la fotografía móvil, ¿no crees? Tiene unos argumentos muy suculentos como su comodidad, oportunidad, y versatilidad, así que, ¿por qué no intentar obtener lo mejor siempre que sea posible?

Espero que estos consejos te hayan sido de utilidad, si es así, no dudes en compartirlos, pero, sobre todo, lo que de verdad importa es que lo pongas en práctica y que disfrutes de la fotografía.

¡¡¡Nos vemos pronto!!!